Orientación Profesional

"Los dos días más importantes de tu vida, son el día en que naces y el día en que descubres por que" Mark Twain

Encontrar nuestro propósito en la vida

Considero que venimos a este mundo para ser felices, y uno de los requisitos importantes para alcanzar la felicidad involucra descubrir nuestro verdadero propósito, el cual le dará un sentido a nuestra vida. Al encontrar nuestro sentido, hallaremos mayor plenitud en nuestro vivir diario.

Nuestro propósito es aquello para lo cual nacimos y debemos poner al servicio de algo más grande que nosotros mismos.

Es clave tener la convicción que realmente todos poseemos un propósito y descubrirlo no es algo inmediato, sino más bien requiere tiempo, paciencia, persistencia, búsqueda, introspección, pero una vez que aparece, genera una sensación mágica, donde el esfuerzo y el tiempo invertido tendrán su recompensa.

Es importante tener conciencia que el propósito solo reside en la profundidad de nuestro ser, y es ahí donde tenemos que realizar la búsqueda. Por lo tanto, necesitamos un periodo de incubación, así como todas las personas antes de nacer, atravesamos un periodo que incubación, el descubrir nuestro propósito requiere del mismo periodo, lo cual implica una etapa de aislamiento y ensimismamiento, donde debemos desconectarnos del exterior, acallar los ruidos y las voces extrañas y solo conectarnos con nuestra propia voz, la voz de la verdad y de la sabiduría.

Durante este periodo, es bueno preguntarse cuáles son nuestros talentos naturales, ya que siempre nuestro propósito está alineado a estos talentos naturales. Los talentos naturales son los regalos de la vida con los cuales nacemos, y deben ser descubiertos, desarrollados y potenciados. Los talentos son aquellos en donde nos diferenciamos de los demás, que nos hacen únicos y que reproducimos sin esfuerzo, con tanta naturalidad, y espontaneidad. Así como lo dice su nombre es algo “natural” para la persona. El talento es aquello en donde fluimos, donde el tiempo tiene otra dimensión, ya que estamos tan absortos en la actividad que nos genera una sensación de satisfacción plena.

Después de descubrir nuestros talentos, debemos encontrar nuestra pasión, que es aquello que nos mueve, que nos estimula curiosidad e interés. Es aquello, que nos atrae como un imán y despierta en nosotros algo muy profundo. La pasión está muy conectada con los sueños que tenemos desde niños.

Y, por último, debemos preguntarnos, cómo queremos hacer uso de estos descubrimientos, cómo pondremos al servicio de los demás y del universo aquellos regalos que nos fueron otorgados desde el nacimiento. Y entonces, llegaremos a nuestro propósito, lo que le da un sentido a nuestra vida y nos conecta con la vida de una manera profunda.

Una vez alcanzado este punto, debemos tener el coraje y la valentía de vivir una vida de acuerdo a este propósito.

Ya que muchas personas luego de descubrir su propósito atraviesan por una inmensidad de dudas, inseguridades, cuestionamientos y vacilaciones, los cuales les impiden seguir adelante y se arraigan en creencias y miedos irracionales impuestos por mensajes de terceras personas que no hacen más que alejarnos de nosotros mismos. Sin embargo, en este momento es fundamental, tener el convencimiento y la seguridad, que una vez que descubrimos este propósito, todo lo demás llegará naturalmente, y se abrirán un mundo de posibilidades infinitas.

Al mirar hacia atrás en nuestras vidas todo este camino de descubrimiento y superación valdrá la pena, porque seremos personas felices, viviendo una vida plena y con sentido.  Espero encontrarnos todos ahí, ya que mi propósito en la vida radica en impulsar e INCENTIVAR a las personas a alcanzar la mejor versión de sí mismas, la cual les permitirá mayor felicidad y plenitud en sus vidas.

Comentarios